Skip to content

Problemas en el cultivo de cannabis: El stress por calor

El cultivo de cannabis es una práctica que requiere todo nuestro cuidado ya que cualquier problema que se presente dará señales más o menos evidentes y debemos estar atentos para percibirlas. Uno de los problemas en el cultivo de cannabis que es muy fácil de percibir y que suele presentarse a menudo es el stress por calor.

El principal síntoma de este problema es el color amarillo o marrón en las hojas de la planta, sobre todo en aquellas que están más cercanas a la fuente de luz. Comienza usualmente como una línea amarilla en el borde de la hoja y muchas veces nos cuesta percibirla. Los puntos más cercanos a la fuente de calor comienzan a parecer quemados.

En el caso del cultivo en interior la causa más común suele ser una cercanía excesiva de la planta con el foco, muchas veces ocasionada por un mal cálculo al comienzo del cultivo. La planta al crecer va acercándose progresivamente a la lámpara y se expone demasiado al calor.

Este problema se da en menor medida en el cultivo exterior y sus causas se relacionan con un mal cuidado del cultivo: temperaturas muy altas, falta de humedad y riego inadecuado.

Para revertir el problema y salvar nuestro cultivo las medidas deben estar avocadas a la reducción de calor. En el caso del cultivo en interior será más difícil ya que supone una modificación en la instalación. Será necesario volver a ajustar la posición del foco de luz y probablemente instalar un ventilador en la parte superior de las plantas. Muchas veces este problema puede ser totalmente evitado con una buena ventilación y con la instalación de un extractor de aire caliente.

Cuando este problema se presenta en un cultivo exterior, probablemente basta con aumentar la cantidad de agua de riego y quizás intentar propiciarle algo de sombra.

En ambos casos te recomiendo añadir extracto de algas tanto para ayudarles a recuperar nutrientes como para evitar el stress por calor.

En el grow shop de sativaworld.com puedes encontrar todo lo necesario para llevar a cabo un cultivo optimo, evitar estas y otras enfermedades de tus plantas y proveerles de los nutrientes necesarios.

Deja un comentario